Publicado: 25 de Abril de 2016

Las residencias universitarias son un gran lugar para formar amistades, encontrar compañeros de estudio y disfrutar de la universidad más de cerca. Conoce los beneficios de vivir en ellas.

El mes de junio es el punto clave para que los estudiantes decidan qué hacer tras la Selectividad.¿Dónde vivir? Esta suele ser la gran duda para quienes deben desplazarse kilómetros lejos de su hogar para asistir a la universidad en el próximo curso. Esta es la situación de aproximadamente 200.000 estudiantes. Por ello, es importante que conozcas los beneficios de cada tipo de alojamiento posible. En este caso te acercamos los 8 beneficios de vivir en las residencias universitarias. ¡Toma nota!

    La residencia facilita el estudio

Se trata de un lugar lleno de jóvenes estudiantes, por lo que sin duda se tratará de un entorno propicio para estudiar. Quienes viven en el campus tienen la posibilidad de estar en contacto directo con muchos otros estudiantes, de su mismo año o más adelantados y podrán hacer uso de las aulas de estudio, que en otras locaciones no podrán disfrutar.

2.    En las residencias convives con estudiantes de todo el mundo

Las residencias universitarias acercan a los universitarios a diferentes perspectivas y visiones del mundo, precisamente por el continuo contacto con alumnos e investigadores de otras partes del mundo, con diferentes culturas, religiones, idiomas y realidades socio económicas, abriendo el espectro de pensamiento.

3.    En una residencia tendrás seguridad

Ante cualquier imprevisto, siempre habrá alguien en la residencia que deberá responder ante la seguridad de los residentes, factor no tan común cuando compartes piso o alquilas tu apartamento fuera del campus.

4.    Podrás crear una red de contactos más amplia en una residencia

Estarás constantemente en contacto con estudiantes de diferentes grados y podrás generar lazos con personas de todas partes del mundo, por lo que es una gran manera de ampliar tu red de contactos.

5.    Ahorrarás dinero en la mayoría de las tareas domésticas

En una residencia puedes realizar tus quehaceres y estudiar, además de tener un mayor grado de independencia y vida social.

6.    Tendrás acceso a Internet y reprografía

Ambos servicios son muy útiles para facilitar el trabajo del alumnado.

7.    La residencia te permite practicar deportes con facilidad

Las residencias poseen instalaciones deportivas que te permiten estar saludable y al mismo tiempo alejarte por un tiempo de tus obligaciones académicas y despejar la mente.

8.    Te alimentarás bien en una residencia

Las residencias abogan por una alimentación sana y hábitos saludables, ya que proveen a los estudiantes de menús sanos exclusivamente pensados para incentivar la mente con las proteínas, vitaminas y minerales necesarias.